TIENDA

SALVAJE

LAS CINCUENTA TONTAS DE GREY

POR LUCANO DIVINA PUBLICADO 14-08-2015
enviar a un amigo
versión imprimible agregar a favoritos
| | | |
Acéptalo de una vez por todas: te gusta el porno. No puedes argumentar lo contrario si eres una amante de Las cincuenta sombras de Grey. No eres nada distinta al Macho humano que se identifica con la escena del plomero musculoso y la ama de casa semidesnuda que, después de hacer un chiste flojo sobre el tamaño de la ‘herramienta’ que sobresale de los pantalones de él, abre las piernas para que le destapen su cañería a través de un bombeo desenfrenado. Nada distinta. Tu fantasía del Príncipe Gris es igual de pornográfica.

¿Recuerdas la pataleta que le armaste a tu pareja cuando lo sorprendiste viendo esos videos de orgasmos tan falsos como las tetas de la protagonista? Fue un mazazo que destrozó tu autoestima en pedacitos. “¿Por qué ves a esas otras mujeres si me tienes a mí?”, “¿Te parece bien traer el pecado a nuestro santo hogar?” y “¿Eso es lo que te gusta que te hagan en la cama?”, fueron unos de tantos interrogantes que evadió responderte asegurando que se trataba de un caso aislado, en vez de hacerlo de la siguiente manera: “Porque entre más, mejor”, “Pues si a Jesús le pareció bien hacerse amigo de María Magdalena…” y “Me gusta eso y más cosas que tengo clasificadas en listas de reproducción que deberías ver para que te instruyas”. Gracias al cielo, luego de que ambos se persignaron, él te prometió que nunca más volvería a serte infiel en su cabeza con esas depravaciones que eran no solo inmorales, sino también irreales.

Y ahora a ti te parece válido soñar con Christian Grey, ¿con Christian machoman-adinerado-abdomen marcado-altruista-multimillonario-intimidante-mucha testosterona-maestro de la seducción-y-podrido en plata-Grey? Es un hecho: te gusta el porno y no por las escenas de cama.

110-Las_cincuenta_tontas_de_Grey-Lucano_Divina-Detalle.jpg

La versión masculina de la pornografía recrea una autopista de alta velocidad hacia el apareamiento. Sin invitaciones a comer y sin flores, los Machos humanos obtienen lo que siempre han buscado al entablar una relación con una Hembra. Basta recordar los casos del repartidor de pizzas y la clienta que no tiene como pagarle, del paciente y la enfermera que aplica un tratamiento alternativo, del jefe y la secretaria que no quiere ser despedida, del profesor y la estudiante que perdió la asignatura de anatomía y del esposo y la esposa que nunca tiene ‘dolores de cabeza’. No hay chantajes emocionales, solo sexo sin complicaciones. Es lo que los Machos humanos anhelan desde el fondo de sus corazones y nunca obtendrán.

En cambio, tu versión escenifica una escalera surreal hacia el apareamiento. En la planta baja está Christian Grey, en la más alta está Anastasia Steele y en el medio de ambos hay una escalera a la que le hacen falta los peldaños. Cincuenta peldaños para ser más exactos. ¿Cómo se hace para subirla? El Príncipe Gris debe demostrar su valía. ¿Ostenta un cuerpo escultural digno de un modelo de Calvin Klein? Aparece un escalón de la nada. ¿Posee una mirada capaz de humedecer calzones? Brota otro escalón. ¿Lector voraz? Un escalón más. ¿Multimillonario? Treinta escalones… Hasta este punto tenemos a un Macho humano que pone a volar mariposas de alas enormes en los estómagos de la mayoría de Hembras humanas, pero ni Anastasia ni tú se contentan con cualquier cosa… ¿Políglota, te lleva de paseo piloteando su propio helicóptero, tiene una excelente relación con su familia, toca melodías sensibleras en el piano clásico y te compra ropa nueva después de que ensuciaste con vómito tu atuendo de la noche anterior? Cinco escalones adicionales… ¿Logrará el Príncipe Gris alcanzar la cima algún día? Poco importa, siempre y cuando ese Macho idealizado te continúe bombardeando con pornografía.

El diccionario de la Real Academia Española define a la ‘pornografía’ como “una obra literaria o artística de carácter obsceno”. La versión masculina del porno es obscena porque carece de recato cuando insinúa que las Hembras humanas no ponen obstáculos para aparearse y que el 100 % de las veces logran tener al menos un orgasmo. La versión que a ti te encanta es obscena porque adolece de pudor cuando no le aclara a la universitaria virgen que el verdadero Príncipe Gris es más parecido a este perfil:

- Tiene porte físico de un nerd. ¿Te suena Mark Zuckerberg? Así se ve un multimillonario de 27 años que preside una empresa fundada por él.

- Necesita terapia (o mínimo una orden de restricción por acoso). ¿No te pareció extraño que él haya rescatado a Anastasia de una borrachera, sin que ella le haya dicho el bar donde estaba? ¿Tampoco te hizo levantar una ceja que viajara a otro estado y supiera el restaurante preciso en donde Anastasia se estaba tomando unos Cosmopolitans con su mamá, sin que, de nuevo, nadie se lo haya revelado? Una de dos: o es un acosador o es un clarividente (no descartaría de un tajo eso último, debido a la cantidad de atributos irreales que ya tiene).

- Miente para lograr lo que desea. La primera vez que los protagonistas se acuestan también es la primera vez que Anastasia tiene relaciones sexuales y la primera vez que Christian acepta que una mujer ingrese a su cuarto. No obstante, si el Príncipe Gris nunca había invitado a ninguna otra a sus sábanas más íntimas, ¿para qué tenía instalado un espejo en el techo?

- Es bueno en la cama, gracias a sus ex novias. El Cuarto de Juegos no se armó de la noche a la mañana. Muchos menos se aprendió en un abrir y cerrar de ojos la destreza necesaria para manejar látigos, bolas chinas y berrinches de la sumisa que solo entendió de qué se trataba el sadomasoquismo cuando le dieron una tunda. Si el cuerpo de Anastasia explotó de placer, en numerosas ocasiones, fue gracias al ensayo y error que el Príncipe Gris pudo experimentar, hasta perfeccionar la técnica, en sus quince ex novias.

- Le tiene pavor al compromiso. Ningún Macho humano tiene tantas virtudes como Christian Grey. Ninguno. ¿O conoces a alguien más que no le interese ver fútbol, que viaje en jet privado, que tenga una colección de autos de lujo y que es capaz de producirle cinco orgasmos a una virgen que nunca se ha masturbado? Eso lo convierte en el más potente imán del sexo opuesto. Entonces, ¿por qué, en su sano juicio, el Príncipe Gris invitaría a vivir a Anastasia a su apartamento, justo después de la relación sexual inicial, arruinando futuros encuentros con la catarata de supermodelos que se rinden a diario a sus pies?

- Su mamá odia a cualquier prospecto de nuera. Las expectativas que toda madre tiene para su chiquito siempre son altas. Más aún si se trata de Christiancito, el dueño de un edificio de veinte pisos que tiene un aviso con su apellido. Y, sin duda, se queda corta una virgen universitaria que se muerde el labio inferior como quinceañera pusilánime, que está dispuesta a firmar contratos de sumisión sexual que no tienen validez en ninguna corte y que parece no importarle cómo se gana la vida el Príncipe Gris siempre y cuando continúe siendo multimillonario (en serio, ¿cuál es la misión-visión de Grey Enterprises Holdings Inc.? Aparte de hacer mucho dinero, ¿qué hace esa empresa? ¿Fabricar lápices que nadie usa en el 2015?).

- Es más adicto al trabajo que al sexo. O de lo contrario no tendría los recursos necesarios para obsequiar un Audi A3 como regalo de grado, un ascenso sorpresivo a primera clase en un vuelo o un nuevo laptop cuando se daña el computador de su futura sumisa. Ser el cerebro y líder de un imperio que nadie sabe muy bien qué hace pero que genera $100,000 dólares por hora, no es una faena que se logre por dedicarle días enteros a dar nalgadas en el Cuarto de Juegos.


¿Es solo un libro? ¿Es solo una película? ¿Es solo ficción? ¿Es solo entretenimiento? ¿Es solo la historia de la Cenicienta con sexo? Puede que sí y eres libre de fantasear con lo imposible. Pero, ¿entonces por qué te ofendes cuando tu pareja ve porno anhelando el trío imposible con tu mejor amiga y contigo? Es solo una fantasía.

Hasta una próxima verdad humanamente irracional, Amigos de lo Salvaje.

Lucano_Divina-Sello_Oficial.jpg

Comandante Macondo de la Revolución Animal

Selvas de Suramérica, agosto 14 de 2015


* Si te apetece un delicatesen de estupideces humanas, la recomendación del chef es que leas su libro ‘El Príncipe Azul abre puertas, el Bufón abre piernas’, el cual encuentras en iBooks, Amazon, Google Play y Kobo (English version available).

** Para que estés siempre al día con las noticias de la Revolución Animal, inscribe tu correo acá: ¡Únete!

« Anterior verdad irracional

12 SEÑALES DE QUE ERES UN 'PISAO'

Compartir esta verdad es querer esta selva


| | | |

ARCHIVADO EN

CLICHÉS HEMBRAS RITUAL DE APAREAMIENTO 

Si te gustó la anterior verdad irracional, lee estas otras

109-12_senhales_de_que_eres_un_pisao-Listado.jpg

12 SEÑALES DE QUE ERES UN 'PISAO'

108-El_Principe_Azul_abre_puertas_El_Bufon_abre_piernas-Lucano_Divina-Listado.jpg

¿QUÉ QUIEREN LAS MUJERES?

107-Que_tan_brutas_son_las_reinas_de_belleza-Lucano_Divina-Listado.jpg

¿QUÉ TAN TONTAS SON LAS REINAS DE BELLEZA?

105-Tu_eres_lo_que_tragas-Lucano_Divina-Listado.jpg

TÚ ERES LO QUE TRAGAS ENTERO

104-21_cosas_que_nunca_debes_hacer_para_ligar_en_Tinder-Lucano_Divina-Listado.jpg

21 COSAS QUE NUNCA DEBES HACER PARA LIGAR EN TINDER

97-21_cosas_que_nunca_debes_decir_en_la_primera_cita-Lucano_Divina-Listado.jpg

21 COSAS QUE NUNCA DEBES DECIR EN LA PRIMERA CITA